top of page
Buscar
  • Redacción

Nueve errores que debe evitar al reformar tu casa

Es más fácil evitar los errores que corregirlos. Si ha heredado o comprado una casa antigua, probablemente esté planeando una reforma. Renovar una casa no es ni barato ni fácil. Hay una serie de factores que debe tener en cuenta antes de empezar para evitar errores. Si necesita consejos sobre lo que debe tener en cuenta, ha llegado al lugar adecuado.


Pinta tu casa con Adam pintores

1. ¿Por qué es mejor reconstruir que construir?

Que sea mejor reconstruir o construir depende de varios factores. Si la casa está relativamente en buen estado, es normal que opte por la reconstrucción. Sin embargo, si quiere derribar tabiques porque la casa está en muy mal estado, o cambiar la orientación de la casa, puede que sea mejor derribarla y construir una casa nueva.


Además, la reconstrucción conservará el ambiente original de la casa. Seguro que usted tiene un vínculo emocional con la casa que ha heredado, así que lo mejor sería preservar en la medida de lo posible el ambiente original del que guarda buenos recuerdos.


La necesidad de reconstrucción también puede venir con el hecho de que usted o alguien de su hogar quede discapacitado. Puede ser que necesite hacer su casa accesible. En este caso, el Estado también le ayudará económicamente.


1. Visiones poco realistas

Este es claramente el primer error y absolutamente el más común. La gente suele imaginarse las cosas con demasiada sencillez y luego se decepciona cuando el resultado no es el que imaginaba. Es normal querer que tu casa parezca de revista, pero no debes olvidar que las fotos de las revistas son sólo arreglos y que en la vida real es importante pensar de forma práctica.


CONSEJO: Ten cuidado de no sucumbir impulsivamente a las tendencias. Lo que está de moda hoy puede no estarlo dentro de un año, y probablemente no tengas pensado remodelar con cada nueva tendencia.


2. De acuerdo con la ley

Una reforma, como cualquier reparación importante, se denomina construcción y, por tanto, está sujeta a la Ley de Ordenación de la Edificación. Sepa cuándo y qué permisos necesitará.


Existen varios tipos de permisos de construcción que puede necesitar para un proyecto de reforma, en función del alcance de la obra. Entre ellos se incluyen:


Permiso de obras: Es necesario para todo tipo de edificios, independientemente de su diseño, finalidad y duración. También es necesario para las reformas de edificios, como ampliaciones, adiciones y cambios estructurales.


Permiso de reforma de edificios: Es necesario para los trabajos de demolición y otros cambios que afecten al aspecto, la distribución o el uso de una vivienda, como los cambios en las estructuras de soporte.


Tenga en cuenta que estos requisitos pueden variar en función de su ubicación, por lo que es importante que consulte a las autoridades locales de la construcción para averiguar qué permisos son necesarios para su proyecto específico.


En determinados casos, es posible que sólo tenga que notificar a la autoridad de construcción sus planes de construcción en lugar de obtener un permiso. Esto incluye:

  • Construcciones menores que realizan funciones adicionales al edificio principal y no afectan significativamente al entorno.

  • Modificaciones del edificio que no cambien significativamente su aspecto, no cambien su uso y no pongan en peligro los intereses de la sociedad.

  • Obras de mantenimiento que puedan afectar a la estabilidad, el aspecto o el entorno del edificio, siempre que no cambien fundamentalmente su conexión con los equipamientos públicos de la zona ni empeoren el impacto en el entorno.

Por otra parte, algunos tipos de trabajos de mantenimiento y reparación no necesitan ser notificados a la autoridad de edificación. Entre ellas figuran:

  • Reparaciones de fachadas.

  • Reparación y sustitución de tejados o de la superficie de cubiertas planas.

  • Sustitución de canalones y bajantes.

  • Reparaciones de vallas y sustitución de partes de vallas siempre que no se altere su trazado.

  • Reparación y sustitución de estructuras no esenciales del edificio, como la instalación de suelos flotantes.

  • Mantenimiento y reparación de los equipos técnicos, energéticos o tecnológicos del edificio, siempre que no modifiquen fundamentalmente su conexión con las instalaciones públicas de la zona ni empeoren el impacto sobre el entorno o el medio ambiente.

  • Sustitución de mobiliario, como muebles de cocina, bañeras y armarios empotrados.

  • Obras de pintura y decoración.


3. Falta de planificación

La falta de planificación puede provocar contratiempos y dificultades inesperadas durante un proyecto de renovación. Aunque no sea posible controlarlo todo, una planificación cuidadosa puede ayudarle a ajustar sus expectativas y reducir el tiempo de dedicación del proyecto. Pregunte a amigos o colegas acerca de sus experiencias con renovaciones, incluyendo cuánto tiempo les llevó y cuánto costó, para tener una idea de qué esperar.


Tus paredes quedarán perfectas con Adam pintores

4. Elegir una empresa de construcción

A la hora de elegir una empresa de construcción, es importante centrarse en la relación calidad-precio y no sólo en el precio más bajo. No merece la pena elegir la opción más barata si hacen un mal trabajo y luego tienes que arreglar sus errores. En su lugar, busque expertos que no subestimen ninguna fase de la reforma y que tengan fama de realizar un trabajo de alta calidad. Así se asegurará de que el proyecto se desarrolle sin contratiempos.


Tenga cuidado con las empresas que ofrecen trabajo sin contrato, sobre todo si ofrecen un precio más bajo. Sin contrato, no hay garantía de que el trabajo se realice a su entera satisfacción. Si surgen problemas, es posible que no tenga ningún recurso para subsanar las deficiencias. También es una señal de alarma que una empresa pida un depósito pero luego desaparezca antes de terminar el trabajo.


Para protegerse, intente negociar un calendario de pagos vinculado al progreso de la obra. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de quedarse en la estacada si la empresa decide abandonar el proyecto. Aunque un contrato puede ayudar a protegerte en estas situaciones, es mejor evitar que se produzcan en primer lugar.


5. Finanzas

A la hora de presupuestar un proyecto de renovación, es importante ser realista sobre el coste total. Si no tiene dinero suficiente para completar el proyecto tal y como lo imagina, puede que sea mejor posponerlo que conformarse con materiales más baratos o recortar gastos. No olvide incluir en su presupuesto el coste de pequeños detalles como espejos de baño e interruptores de la luz.


Sin embargo, también es importante no posponer una reforma innecesariamente, ya que el coste de los materiales de construcción aumenta constantemente. Para sacar el máximo partido a su dinero, piense en invertir en materiales de mayor calidad que duren más. Aunque esto puede aumentar la inversión inicial, es probable que le ahorre dinero a largo plazo al reducir la necesidad de reparaciones o sustituciones. Busque productos con certificación CE, ya que esta marca indica que cumplen los requisitos de la UE y puede ser un signo de calidad.


6. Medición imprecisa

La precisión en las mediciones es crucial en los proyectos de renovación. Asegúrese de comprobar dos veces sus medidas para evitar errores costosos. Incluso un pequeño error de unos pocos centímetros puede causar problemas, así que es mejor prevenir que curar. Si no confía en sus habilidades de medición, considere la posibilidad de contratar a un profesional para asegurarse de que todo se hace correctamente.


Pinta tu casa con Adam pintores

7. ¿Cree que puede hacerlo usted mismo?

Aunque puede resultar tentador intentar acometer un proyecto de reforma por su cuenta, es importante ser realista en cuanto a sus habilidades y conocimientos. Contratar a un profesional con años de experiencia puede ahorrarle tiempo y frustraciones, además de proporcionarle valiosos consejos si se encuentra con algún problema. Sin embargo, si te gusta trabajar con herramientas y tienes un taller a tu disposición, no dudes en encargarte tú mismo del proyecto. Eso sí, ten cuidado de no sobrestimar tus habilidades y ponerte en peligro.


8. Seguridad

La seguridad debe ser siempre una prioridad cuando se trata de proyectos de renovación. Asegúrese de contratar a una empresa que cumpla todas las normas de seguridad laboral y tome medidas para protegerse a sí mismo y a sus artesanos. Utilice calzado cerrado, guantes y gafas para protegerse los pies, las manos y los ojos, y tenga a mano un botiquín de primeros auxilios bien surtido en caso de accidente. Además, presta atención a las implicaciones para la salud de los materiales que utilices. Elige opciones seguras para la salud que mejoren la calidad del aire de tu hogar, en lugar de materiales tóxicos que puedan causar problemas de salud.


9. Almacenamiento de materiales

El almacenamiento adecuado de los materiales es esencial durante cualquier proyecto de renovación, especialmente si el trabajo va a llevar mucho tiempo o si ha comprado materiales con antelación. Asegúrese de que las pinturas y revestimientos no se sequen, y tenga cuidado con la madera o la mezcla de mortero seco para evitar que se mojen. Un almacenamiento adecuado garantizará que tus materiales estén listos para usar cuando los necesites.


Pinta tu casa con Adam pintores

Un mantenimiento adecuado es clave para que su casa dure el mayor tiempo posible. Asegúrese de cuidar su fachada para que siga pareciendo nueva, evite el moho y limpie regularmente su chimenea o caldera. Si no está seguro de cómo cuidar su casa, considere la posibilidad de buscar la ayuda de profesionales que puedan proporcionarle orientación experta. Siguiendo estos consejos, podrá asegurarse de que su casa se mantenga en las mejores condiciones durante muchos años.




0 comentarios

Comments


bottom of page